Después de cada jornada de trabajo, Mateo cargaba con su maletín y sus achaques, y se encaminaba a las oscuras calles de los alrededores de la Casa de Campo, donde esperaba que la fortuna le permitiera terminar la noche sin sobresaltos y con dinero suficiente para satisfacer sus necesidades. Pero esa noche, Lady Lune, la secreta personalidad del pulcro funcionario, no recibió la visita de nadie y ya nunca más se calzó sus viejos zapatos de charol.
Crispín
20 de June de 2018 / 16:29
Pluriempleo 20 de June de 2018 / 16:29
Crispín
TALLER 21 de June de 2018 / 07:47
el aguila descalza
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.