Aquel Dios estaba aterrado. Aterrado por primera vez en su larga vida. Escuchó ruidos en la casa y presintió lo peor: el monstruo había llegado. Corrió hacia el clóset a esconderse. Se refugió en un rincón, sentado con las rodillas en el pecho, escondido entre los trajes y las gabardinas. Respiraba de manera agitada. Sabía que tenía que calmarse para no hacer ruido y descubrir su ubicación. Un tic en el ojo delataba su nerviosismo, sus ojos estaban más abiertos de lo normal. Escuchó los pasos de aquel monstruo. ¡No!, ¡no existen! ¡Es solo un mito de los dioses!, se dijo para tranquilizarse.
Si es que llegara a existir, sabe muy bien que de nada le servirán sus poderes de dios frente a aquel monstruo, peor que cualquier diablo o hijo bastardo, cruza de ángeles y dioses. Su corazón, su frío corazón de dios bondadoso y omnipotente latía cada vez más fuerte a medida que escuchaba con más claridad los pasos de aquella bestia mítica. Sintió su presencia en el cuarto. Vio a través de las rendijas de las puertas del clóset los horribles y pequeños pies. Aquel ser lo buscaba, se asomó abajo de la cama: nada; buscó en los cajones: nada. Y de pronto abrió de par en par las puertas del clóset. Aquel Dios quedó al descubierto, boquiabierto al ver que el ser existía. ¡Es un humano!, exclamó horrorizado.
Aleksei
11 de July de 2023 / 09:59
La venida 11 de July de 2023 / 09:59
Aleksei
taller: primera vuelta 26 de July de 2023 / 16:41
b.
La venida 2.0 28 de July de 2023 / 14:47
Aleksei
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.