La fama de la sanadora de máquinas se veía mermada cuando les hablaba sobre los cuidados que debían tener tras la terapia, pues ellos esperaban que la milagrosa medicina fuera eso; milagrosa y perenne. Ella les explicaba que para que continuaran en un estado de bienestar, tenían que cambiar ciertos hábitos y, sobre todo, el trato que les daban, ya que los malestares de las máquinas eran reflejo de sus dueños. Después de esto ya no regresaban, pues a nadie le gusta que le digan que es más inhumano que una máquina.
Enheduanna
03 de January de 2023 / 15:49
Mantenimiento 03 de January de 2023 / 15:49
Enheduanna
Taller 23 de January de 2023 / 16:06
Jorge Oropeza
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.