Las trompetas del Apocalipsis le pillaron preparado. Había dedicado mucho dinero a contactar con miserables y excluidos. Así que le pagó su propina a aquella niña de Calcuta y ocupó su puesto junto a la vía. Ya solo quedaba esperar a que los últimos fueran, efectivamente, los primeros.
Rigor Mortensen
10 de March de 2019 / 14:50
Previsor 10 de March de 2019 / 14:50
Rigor Mortensen
Taller 25 de March de 2019 / 21:35
Dakiny
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.