Sordos ruidos de hierro me congelan, pájaros negros que vienen de sur y revolotean hacia mí, luces que ciegan, vientos que van y nunca regresan y al fondo un puntito que no sé si viene o se aleja pero eriza mis bellos haciéndome creer que de cada poro sale la pata de una araña, viejos recuerdos cambian el paisaje y ahora los verdes pastos carician mis pies y un jugueteo de niños, las vacas y su cascameleo, aroma de zarzas y espinas, azulado cielo con escasas nubes y siempre tú, siempre al fondo, al fondo donde siempre no alcanzo a percibir si vienes o te apartas.
J. R. Díaz
18 de December de 2018 / 12:37
Sueño 18 de December de 2018 / 12:37
J. R. Díaz
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.