Me suena muy comprado, muy súbito, muy maniqueo. Malo, malo, malo.

¿Qué felicidad le producía a ella antes de que fueran incómodas? ¿Cómo gozaba él? ¿Qué hizo él o en qué momento la magia de la felicidad se rompió en ella? Me falta ese elemento en el que el pecado cobra presencia en ella y se lo cuenta a la madre. ¿Qué es lo que dispara el mecanismo de defensa de la chica? Busca ese mecanismo y, si lo encuentras, me escribes a mi correo en taller.aguila@gmail.com

Gracias por participar.
el aguila descalza
21 de November de 2018 / 15:36
La fruta prohibida 21 de November de 2018 / 05:51
Malvadisco
TALLER 21 de November de 2018 / 15:36
el aguila descalza
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.