En cuanto se apeó del auto frente a la Plaza de la Ópera cobró a su primera víctima. Mientras avanzaba, más muertos caían a sus pies a cada paso. Era imposible resistirse al fuego de sus labios, a la mirada penetrante de aquellos ojos verdes o a ese ondulante movimiento de serpiente. Pensé que sería un crimen privarme del espectáculo desde mi lugar privilegiado en la terraza del Café de la Paix, pero cambié de opinión cuando la vi llegar frente al hombre en la mesa contigua. Sacó discretamente un arma del bolso, disparó a quemarropa y, sin inmutarse, dio la vuelta para continuar matando transeúntes con aquel cuerpo de Atenea mientras se confundía entre la multitud.
Pepe Le Pew
05 de August de 2022 / 18:52
La masacre 05 de August de 2022 / 18:52
Pepe Le Pew
Comentario de Daniel Frini 06 de August de 2022 / 20:35
Daniel Frini
Gracias, Daniel. Aquí va de nuevo 09 de August de 2022 / 21:54
Pepe Le Pew
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.