Al ver a aquellos seres de apariencia simiesca con esa ridícula indumentaria, que se decían extraterrestres, echamos a reír. Ellos hicieron lo mismo al vernos. Luego de cruzar miradas y escudriñarnos mutuamente de arriba a abajo, alargamos las manos con desconfianza y, finalmente, las estrechamos. Intercambiamos presentes, nos dimos un abrazo y, entre anécdotas y chistes, fuimos al bar más cercano a celebrar nuestro primer encuentro. Saber que no éramos la única especie inteligente en el universo merecía mitigar la pena con unos tragos de alcohol.
Murata
20 de June de 2022 / 19:33
La subjetividad del temor 17 de June de 2022 / 13:28
Murata
Robot, gracias por el comentario y la visita. 20 de June de 2022 / 19:19
Murata
La subjetividad del temor (Nueva versión. Favor de considerarla para el taller) 20 de June de 2022 / 19:33
Murata
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.