Era imposible establecer una conversación inteligente con él o que incluso le sirviera de asistente en sus experimentos.Ya no era el hombre hermoso, tonificado y de piel tersa cubierta de una pelusilla como de melocotón. Se había vuelto un simio peludo y panzón que solo quería practicarle sexo violento. Del hombre de otros tiempos solo quedaban los ojos azules como los cristales en un viejo edificio en el que solo persistían intactos los ventanales. Aunque notó en las pupilas el brillo de los celos al verla salir del laboratorio con su nueva pareja, un verdadero homo sapiens, como lo era su antiguo amor antes de que los enlaces moleculares del código genético se desestabilazaran dejándolo convertido en un australopitecus.
Carabela
17 de June de 2022 / 23:59
Relaciones inestables 17 de June de 2022 / 23:59
Carabela
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.