—Y le ruego que no recurra a los típicos lugares comunes —pidió el monarca al escribano.
—Al cliente, lo que pida —respondió. Entonces, aquel vasallo fue hasta la punta de la montaña para redactar el discurso que le encargó.
Pseudónimo
02 de February de 2022 / 15:45
El que sabe, sabe 02 de February de 2022 / 15:45
Pseudónimo
No concursa. Es una sugerencia para bebé 06 de February de 2022 / 15:48
Pseudónimo
Gracias, Pseudónimo. La tomo en cuenta. 08 de February de 2022 / 22:12
bebé
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.