La irrupción del polémico personaje en la escena desencadenó toda suerte de reacciones, desde quienes se postraron para adorarlo hasta aquellos que lo veían como un intruso, repudiándolo y considerando que ponía en peligro el desarrollo de la obra. Afloraron amor y odio, admiración e ira, esperanza y desencanto,  virtudes y vicios. Desde ese momento ya no sería el guión el que determinara el desenlace, sino las emociones desbordadas y la pasión —de actores y público— llevadas al extremo. 
Posdata
04 de January de 2022 / 15:22
Deus ex machina 04 de January de 2022 / 15:22
Posdata
Le falta algo para considerar al texto minificción 12 de January de 2022 / 09:09
Marcial Fernández
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.