Desde que Gabo tomó el último tren y dejó de ponerle nombre a las cosas, los habitantes de Macondo volvieron a ver llover durante cuatro años, once meses y dos días seguidos. Algunos aseguran que las partículas que formaron cataratas, trombas, remolinos y torrenteras eran lágrimas con un fuerte picor salobre.
Viceversa
19 de November de 2021 / 05:46
Viaje del Patriarca 19 de November de 2021 / 05:46
Viceversa
Taller 19 de November de 2021 / 19:41
Elisa A.
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.