Coincido con quienes saben que la maldad no existe, sino solamente ese instinto primigenio de la vida: la supervivencia, el éxito o el fracaso. Estoy convencido de que el bien y el mal son solamente abstracciones. Dependen de qué lado del espejo se encuentra quien los juzga. Además, sostengo que la auténtica realidad es la que habita en cada cabeza. En la mía, soy exitoso, un afortunado superviviente serial, no el asesino que otros perciben en mí. Por si acaso me equivoco, tomen sus precauciones.
Serpico
14 de April de 2021 / 01:23
Apología 14 de April de 2021 / 01:23
Serpico
Taller 18 de April de 2021 / 22:20
Laura Elisa Vizcaíno
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.