Juan Manuel Montes, escritor argentino y juez del concurso del mes de noviembre de 2020, comparte su dictamen:

PRIMER PUESTO
En el claro de luna
Black Dot
Las criaturas del bosque son silenciosas, no hay forma de encontrarlas si no desean mostrarse. Sus ojos, que brillan en la noche como pequeñas llamas del infierno, ven desde la distancia a sus víctimas. Devoran sapos, ranas murciélagos y mapaches cuando salen a buscar comida al caer la oscuridad. Tú, que gustas de acampar entre los árboles, sé precavido. Yo, que te beso cada noche al acostarte, te aseguro que el dulce olor de tu carne lozana nos resulta irresistible.
Tallerista: Tomás del Rey

Comentario:
Este texto me pareció muy bueno, por dos cosas: la primera que se ajusta de manera excelente al estilo de la convocatoria y, además, porque lo inferencial posee un gran valor. Es esta última característica la que, a mi ver, lo hizo destacar del resto. No es que tenga un final abierto, sino que ese final cierra en el lector. Por último, quisiera destacar que la criatura no es descripta, este hecho me parece fundamental para causar horror en el lector ya que cada uno lo adecuará a sus propios horrores internos.
…………………………………………………………………………………
SEGUNDO PUESTO
Inapetencia
Celecanto
Llevaron, sin ninguna oposición, a los jóvenes para ofrendar al Dios. De un golpe en la cabeza los postraron en el suelo y con un cuchillo abrieron heridas profundas. Antes de que la sangre corriera formando surcos en la arena, la tribu escapó en busca de refugio. El olor a sangre le indicaría a esa cosa que ya estaba el festín. El grupo de jóvenes esperó anhelante su destino. Pero el horror tras las colinas no se percataba del sacrificio. Antes bien se rascó, entre sueños, como si le picara. De la superficie agujereada de su cuerpo, brotaron cientos de seres del tamaño de un caballo. Desilusionados y sin poder escapar, los chicos fueron devorados por los parásitos de la deidad.
Tallerista: Carlos Bortoni

Comentario:
Quisiera destacar que este texto me parece interesante, ya que el motivo del sacrificio en teoría no se cumple, pero los jóvenes sí son muertos. Este motivo me pareció que fue un acierto desde el punto de vista narrativo ya que hay una especie de vuelta de tuerca, pero la misma resulta orgánica y, hasta podría nombrarla como terrorífica. Además, me pareció una referencia al lector el hecho de tener que imaginar ¿cómo sería los parásitos de una deidad?
…………………………………………………………………………………………
TERCER PUESTO
Nunca Jamás
Pi
No entendía por qué la tenían en ese lugar, si de todas maneras iba a morir. ¿Para qué privarla de sus últimos días de conciencia, tenerla bajo sedantes y conectada a esos aparatos? Cruzó fugazmente por su cabeza la idea de que aquellos hombres y mujeres de blanco podrían tener otras intenciones. En cualquier caso, era mejor huir aprovechando la oscuridad. Se levantó de la cama, se retiró las agujas y cables y, procurando mantener el equilibrio, salió del cuarto sin que la vieran.
En la calle, no le pareció extraño que la gente la mirara así. Aún llevaba la ropa hospitalaria, su aspecto debía ser desagradable y estaba desorientada. Al pasar por un callejón, un indigente le brindó algo de alimento. Aunque logró satisfacer su hambre, se preguntaba cómo reaccionaría su organismo ante aquel bocado sanguinolento y alcoholizado que nunca despertó de su sueño.
Su situación era precaria: herida y débil, no tenía idea de cómo regresar a casa sin padecer las penurias que la habían llevado hasta ahí, donde, al caer, había perdido tres de sus seis patas y una de sus alas. Abatida, levantó la vista y se quedó mirando con nostalgia la segunda estrella a la derecha.
Tallerista: Mónica Brasca

Comentario:
Lo que me sorprendió de este texto es, por supuesto, el final. Pero no porque el mismo sea una especie de cross a la mandíbula (como diría Cortázar), sino que el mismo me trasmite cierta empatía hacia ese ser que debe sobrevivir lejos de su planeta. Nosotros, como posibles presas, lo veríamos a ese pseudo-insecto-alienígena como un depredador monstruoso, pero dicha conclusión le otorga un elemento “humanizador” al relato y le da un giro a la focalización con la que no estamos acostumbrados; esa es la sorpresa final que no se dice del todo, pero se siente.
Coordinación de La Marina 2020
20 de January de 2021 / 10:14
 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.