La triste serenata que Octavio llevó había supuesto romper el paradigma que había entre ellos.
Unas simples reglas de un juego selecto no pudo seguir -pensó ella- Al escuchar el estruendo musical no se dignó a abrir la ventana, tan sólo se asomó a comprobar su sospecha.

Este pacto implícito entre dos extraños que se conocen se ha roto y ha vuelto a la nada-dijo con pesar- y volvió a la cama.
Darknessnic
07 de Noviembre 2018 / 16:51

Serenata rota 07 de Noviembre 2018 / 16:51
Darknessnic
         Taller08 de Noviembre 2018 / 06:33
         SAPO
                  Serenata rota09 de Noviembre 2018 / 09:15
                  Darknessnic
                           Sugerencia09 de Noviembre 2018 / 12:13
                           SAPO

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.