Para practicar el juego del amor se necesita reciprocidad, imaginación, vigor y lujuria. No importa el sexo de los involucrados, nunca ha importado, aunque se empeñaran en obligarnos a escoger equipo. Existen recompensas; el sentido del gusto; sutil después del sexo, la perdida momentánea de conciencia, vislumbrar el paraíso y las caricias prodigadas de sorpresa. Los participantes del juego saben del riesgo; la desolación de la derrota y también la angustia cuando el virus del amor se interna en el torrente sanguíneo y nos mata de a poquito
Black Dot
02 de Noviembre 2018 / 21:08

Juego de azar II 02 de Noviembre 2018 / 21:08
Black Dot
         Hola Black Dot03 de Noviembre 2018 / 09:35
         José Luis Velarde
                  Hola Jose Luis...03 de Noviembre 2018 / 11:14
                  Black Dot

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.