La primera reacción que tuvo al despertar en el hospital fue: ¿Cómo rayos pasó? Se lleva las manos a la cabeza, le duele. Siente la venda que cubre la herida. Entra una enfermera que al verlo despierto sale de prisa. Regresa con un hombre de traje azul oficinista.
—Buen día señor P... soy abogado de la empresa TODOONADA S.A., donde usted labora. Vengo a recordarle que su contrato aún tiene vigencia por ocho meses y, de acuerdo al punto 66, inciso F, tiene prohibido morir, lo que incluye quitarse la vida por propia mano. Dicha clausula será válida hasta que cumpla cabalmente con las obligaciones de dicho contrato. Habiéndole notificado lo anterior, por favor, firme aquí de enterado.
Caim Reyes
05 de Octubre 2018 / 19:35

Permiso no otorgado 05 de Octubre 2018 / 19:35
Caim Reyes

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.