Doctor, me alegro de verle por fin. Ah, Maruja, vienes tú también, menos mal que te dejas caer por aquí, mujer, te parecerá bonito dejarme solo, que no ha se ha dignado a pasar ni una mala enfermera. Por cierto ¿sería posible que bajaran un poco el aire acondicionado? Verá, doctor, noto casi todo el cuerpo hinchado. Y esta espuma que me sale de la boca y la nariz. Demasiado tiempo en el agua, supongo, porque tengo toda la piel arrugada. Por no hablar de esta rigidez, tan molesta, que avanza según pasa el tiempo. Maruja, deja ya de llorar y, sobre todo, no me mires así. No, doctor, no voy a poder firmar ese formulario, me temo, porque no puedo ni moverme. Pero no hace falta que insista, ni que se lo pida más a Maruja, que para eso estoy yo aquí. Yo se lo reconozco: estoy cadáver. Y ahora ¿sería tan amable de quitarme la etiquetita esta del dedo del pie?
Rigor Mortensen
05 de Octubre 2018 / 00:06

El trámite 05 de Octubre 2018 / 00:06
Rigor Mortensen

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.