Tanto tiempo llevaban cubiertas por unas polvorientas sábanas que ya no recordaban lo que era la luz.
Revestidas por estos velos fantasmagóricos en esa abandonada iglesia, les gustaba recordar aquellos tiempos en lo que, imponentes sobre lo más alto de la iglesia veían la gente pasar.
La caída fue suave, ninguna sintió el fin cerca, "Polvo eres y en polvo te convertirás" repetía el padre en las numerosas misas que escucharon desde su monumental ubicación en aquellos gloriosos días en los que la iglesia recibía feligreses.
Polvo fueron cuando las manos de los artesanos las esculpieron años atrás, en polvo se convirtieron cuando derrumbaron la iglesia para hacer un centro comercial.
Ese.
13 de Septiembre 2018 / 11:29

Polvo Eres 13 de Septiembre 2018 / 11:29
Ese.
         Taller15 de Septiembre 2018 / 19:05
         Laura Elisa Vizcaíno
         Taller15 de Septiembre 2018 / 19:05
         Laura Elisa Vizcaíno

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.