El héroe

A Juana le toca lavar la ropa de la semana y como la lavadora tronó, lo hace a mano.
Llena una tina con agua y abundante detergente, donde remoja la ropa y a darle con ganas al fregadero. La espuma crece conforme ella agita las jabonosas aguas. Talla con ritmo, siente los riñones agarrotados, los brazos fatigados, pero no puede dejar la faena a medias.
Le llega el momento de tender y no puede más. Casi llora del cansancio. Entonces, la espuma en la tina se revuelve y de ella se forma un hombre de dos metros. Ayuda a Juana a tender la ropa, pasándole las prendas y pinzas. La mujer se cree en un sueño del que no quiere despertar.
Al colocar la última pinza, el hombre de espuma se inclina y la besa en la mejilla. Luego, explota en cientos de burbujas que se elevan en irisados destellos.
Juana mira su tendedero repleto. Toca su mejilla y revienta sin querer una burbuja: se ha enamorado.
Juan Carlos
04 de Septiembre 2018 / 19:55

Selección Día 17: El héroe, por Innominada 04 de Septiembre 2018 / 19:55
Juan Carlos

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.