La fiesta fue maravillosa, el brindis un poema para jamás olvidarlo. La despedida de sus padres, sus amigos; luego, en el avión riéndose de todas las ocurrencias del padrino y sus secuaces. El vuelo es menos tedioso para ellos viendo las fotografías y los vídeos en diferentes ángulos.

Una noche de bodas fantástica. Paseos por la ciudad, tomándose fotografías con los lugareños; besos. Hacen, por separado, una lista mental para comprar tal o cual regalo para sus padres, sus amigos y especialmente su padrino. Gracias a él estaban allí. El paraíso.

El 26 de Diciembre de 2004, un tsunami barrió las costas de Tailandia a las siete cincuenta y ocho, hora local. Peter y Albert daban un paseo por la playa, haciendo planes para su vida juntos.

Los encontraron casi una semana después, enredados entre raíces. Tomados aún de sus manos.
Innominada
07 de Agosto 2018 / 20:05

Amor eterno 07 de Agosto 2018 / 20:05
Innominada
         Taller08 de Agosto 2018 / 11:31
         SAPO
                  Gracias,08 de Agosto 2018 / 19:06
                  Innominada

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.