Cada día de muertos la abuela se esmera en preparar todo para la cena. Espera que mi mama venga y le platique como esta todo allá. Pone en orden la mesa decide donde se sentara cada uno de nosotros; los tíos, sus primas, sus hermanos y yo que soy su consentido. Me ve con sus ojos llenos de lágrimas y me dice con infinita tristeza “mira como te dejo ese borracho”. Luego van llegando los familiares y nos sentamos a comer. El lugar de mamá se mantiene desocupado desde que tengo memoria. Así estará hasta el día en que ella también fallezca.
Black Dot
05 de Agosto 2018 / 21:28

Banquete anual 05 de Agosto 2018 / 21:28
Black Dot

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.