Se conocieron, en una de sus presentaciones en el circo, frente a un auditorio que le exigía la autenticidad de su acto. Ella lo miró con sus gemelos enjoyados y se removía inquieta bajo la falda abullonada al ver la duplicidad de su función masculina. Lo citó en una recamara privada. Cuando le retiró la crinolina, tuvo que luchar para quitarle dos pares de pololos, contra la raigambre de piernas, hasta alcanzar la doble pelvis de su enamorada.
Malvadisco
08 de Junio 2018 / 23:52

Fenómenos 08 de Junio 2018 / 23:52
Malvadisco
         Taller09 de Junio 2018 / 02:04
         Tequila

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.