sentimiento agrio y pesado; como una nata que enturbiaba todo lo que veía. Se encontraron en la bocacalle, no se conocían y, ambos, totalmente extraños se vieron a los ojos. Ese odio primordial, destilado con el paso del tiempo para hacerse más puro, retoñó súbito e incontenible en fulminantes puñaladas que terminaron con la vida del otro, que nunca supo cuánto daño puede existir en la mente enferma de un hombre como aquel.
Black Dot
01 de Junio 2018 / 11:57

Encuentros 01 de Junio 2018 / 11:57
Black Dot
         Taller12 de Junio 2018 / 11:52
         Elisa A.

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.