—Esta era la buena Coronel. Ganamos, ¡Por fin! —Llega gritando un soldado al cuartel.
El coronel lo mira. No dice palabra alguna, sólo contempla el entusiasmo juvenil.
—¿Coronel? escuchó ganamos.
—Páseme mi arma, soldado. Yo me voy.
El soldado le da lo que pide, asombrado, sin alcanzar a comprender la reacción del veterano.
—Coronel Buen día, ¿esta bien?
Lo escucha murmurar: ya esperé mucho. Y lo ve alejarse de la única guerra civil que había ganado.
Caim Reyes
13 de Mayo 2018 / 23:33

La 33 es la vencida 13 de Mayo 2018 / 23:33
Caim Reyes
         Taller16 de Mayo 2018 / 20:00
         Laura Elisa Vizcaíno

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.