Al grito de postre y libertad los niños se levantaron contra la tiranía matriarcal. Tenían la organización y el apoyo popular. Tomaron la sala, el dormitorio y el baño. Pero como todas las dictaduras, usó a la policía paterna secreta. Al final de día estaban presos, pero no derrotados. Vivirían para luchar otro día.
Caim Reyes
09 de Mayo 2018 / 18:42

Revoluciones para desayunar 09 de Mayo 2018 / 18:42
Caim Reyes
         Qué buena mini10 de Mayo 2018 / 22:21
         cero
         Taller14 de Mayo 2018 / 19:24
         Dakiny

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.