Todo el plan A no habría terminado en bolas, si –tal como estaba previsto –, en lugar de morder la manzana, ella se hubiera comido a la serpiente. Pero, pasó lo que pasó, y Yahvé tuvo que improvisar un plan B, que resultó ser este Universo de afanes interminables al que vinimos a parar. En principio iba a ser una forma de vida provisional, hasta que Él recondujera y adaptase su proyecto primigenio, pero una de dos: O bien hemos conseguido aburrirlo soberanamente y se ha olvidado de todos nosotros, o por el contrario, le divierten nuestras cuitas y ha decidido que el plan de Eva, le permite distraerse en toda esta su omnisciente eternidad.
Aarón
08 de Mayo 2018 / 08:13

El Plan B 08 de Mayo 2018 / 08:13
Aarón
         Taller09 de Mayo 2018 / 01:39
         Tequila
                  Gracias, Tequila09 de Mayo 2018 / 11:51
                  Aarón

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.