Hola Ángel Azul:
El texto me deja diversas dudas.
1°¿Por qué las brujas no existían para la iglesia y por qué quienes las referían eran condenados si, como dices, vivían en paz con todos?
2° La siguiente afirmación de género no ayuda al desarrollo de la historia.
"Las brujas de entonces —hombres o mujeres, el género no importaba— "
3° Si vivían tan en paz, ¿por qué no se podían mencionar?
"vivían en paz con ellas y con todos."
4°¿Qué caso tiene reiterar la diversidad del mundo en espacio tan breve?
"En su creciente complejidad el mundo se permitía ser diverso."
5° De buenas a primeras Inocencio las encuentra peligrosas sin otra razón que un sueño y decreta la persecución.
6° Para cuando llega la conclusión el maligno no parece haber formado parte de la historia.

Saludos.
Mejor suerte para la siguiente.
Saludos

Después del Malleus Maleficarum
Hubo un tiempo en que las brujas no existían para la Iglesia. El que afirmara lo contrario era condenado en esta vida y en la otra. Las brujas de entonces —hombres o mujeres, el género no importaba— vivían en paz con ellas y con todos. En su creciente complejidad el mundo se permitía ser diverso. Sin embargo, hacia el año de 1484, el papa Inocencio VIII tuvo un sueño inquietante: las brujas sí existían y se preparaban para gobernar el mundo. El jerarca de la Iglesia Católica encargó a Heinrich Kramer y Jacob Sprengel detener la ofensiva del mal. Los enfrentamientos de los inquisidores con las fuerzas demoniacas quedaron registrados en el célebre Malleus Maleficarum o Martillo de las brujas; que en su primer medio siglo de vida, se editó 3 veces 13. Lo que vino a demostrar a los inquisidores y papas subsecuentes, hasta dónde el maligno podía meter su rabo.
José Luis Velarde
06 de Abril 2018 / 18:57

Después del Malleus Maleficarum 02 de Abril 2018 / 19:47
Ángel azul
          Saludos06 de Abril 2018 / 18:57
         José Luis Velarde

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.