Necesitaba mujer y buscó en almacenes. Eligió a una vendedora de aspiradoras y la desposó. Mantenía su casa limpia y hablaba de profetas. Un día no abrió más la boca, se dedicó a darle hijos y a coser añoranzas. Antes de morir se transmutó en suspiro y fue a morar donde las arañas hacen su nido.
Meminero Tui
11 de Febrero 2018 / 21:02

Cónyuge 11 de Febrero 2018 / 21:02
Meminero Tui
         Sr. Tallerista11 de Febrero 2018 / 21:32
         Meminero Tui

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.