Final bonito para un hecho muy triste.

Creo que no deberías poner punto tras “marchó a la cocina”. O, de ponerlo, quitar la conjunción “Y” y empezar con “Se puso a lavar platos.

Yo evitaría los puntos suspensivos cambiándolos por coma y punto final respectivamente.

También podrías no repetir “lavar” y “balde”. En el primer caso, puedes poner algo así como “volvió a la tarea”. En el segundo, puedes usar “barreño”. O no sé, dependiendo del español que hables. En mi tierra –Extremadura-, a un “balde” también le llamamos un “baño”, “una tina”. O “Palangana”. O simplemente, no lo cambies, tampoco es imprescindible.

Bonito cuento, aunque el tema es un poco tópico.

Saludos,

loladiaz@gmail.com
Tequila
09 de Febrero 2018 / 06:45

Recién nacidos 08 de Febrero 2018 / 03:34
Amy Pond
          Taller09 de Febrero 2018 / 06:45
         Tequila

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.