En el reino de colores el monarca es gris. Gris con sus ropas monótonas y la barba negra. Profundos y oscuros sus ojos: como pozos de agua pantanosa. Los habitantes adoran la luz y la naturaleza, siempre en silencio. Se enternecen con el retoño de una flor o el canto de un pájaro, pero en secreto. Laboran haciendo bellos tapices multicolores que luego son vendidos en otros reinos, porque en el suyo están condenados a la monocromía.
Black Dot
11 de Noviembre 2017 / 11:55

Acromático 11 de Noviembre 2017 / 11:55
Black Dot
         taller14 de Noviembre 2017 / 16:08
         carlos bortoni

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.