El lugar era un desastre: libros desparramados por aquí y por allá, sillas volcadas, la mesa del comedor patas para arriba, cuadros ladeados y otros en el piso, estrellados... Habría querido devolver cada cosa a su sitio y seguir adelante, como si nada hubiera pasado, pero una voz dentro de mí me ordenó dejar todo como estaba. Imposible que vuelvas a acomodar un recuerdo a modo, agregó.
Eneas
07 de Noviembre 2017 / 20:16

Mudanza 07 de Noviembre 2017 / 20:16
Eneas
         Taller08 de Noviembre 2017 / 16:25
         SAPO

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.