—Lo que usted propone, es absurdo —dijo el hombrecillo de ojos saltones, narinas amplias y resoplidos en la respiración, mientras balanceaba la cola de un lado para otro—. ¡Una reverenda barbaridad! ¡Ahora resulta que descendemos de la raza humana! ¡Ya quisiera ver a una mujer parir un tiranosaurio!
Eneas
12 de Octubre 2017 / 19:26

Después de Moterroso 12 de Octubre 2017 / 19:26
Eneas

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.