Hola Esleongo:
Es muy difícil sacar jugo de una historia tan breve que además ha sido exprimida por incontables autores.

La redacción es confusa. Ligas oraciones hasta que el dinosaurio desaparece antes de notar la huida sugerida por el narrador.
“El dinosaurio no sabía que Monterroso, oculto entre los árboles, lo atisbaba con su catalejo cuando alguien que había dormido a su lado, despertaba.”
El final ya es lugar común, incluso hay un taller literario que se llama: “El dinosaurio no estaba allí”.
Recomiendo olvidar este intento y reescribir para presentarlo otro día.
Saludos.
José Luis Velarde
02 de Octubre 2017 / 18:33

Final inesperado 02 de Octubre 2017 / 09:37
esleongo
          Saludos02 de Octubre 2017 / 18:33
         José Luis Velarde

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.