Extasiada en la culminación de un orgasmo cósmico, Helena se sorprendió. Paris, que era troyano, la colocó boca abajo y, cual si fuese ella un garzón, entro con falo firme y por la retaguardia a la usanza griega.

Marcial Fernández
01 de Septiembre 2017 / 14:01

Sel. 4 de agosto, "A tergo", por Black Dot 01 de Septiembre 2017 / 14:01
Marcial Fernández

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.