Pitia recibe a los curiosos. Escucha atenta a sus preguntas y trata, aunque no siempre con éxito, de resolver las dudas de los que a ella acuden. Por sus servicios no cobra, una donación es suficiente para solventar sus servicios, pero en ocasiones cuando el varón que la visita es apuesto, Pitia se desnuda y se acuesta en su lecho, pide que se le dé un masaje con aceites preciosos antes de ser poseída. Es en medio de un orgasmo cuando más claridad encuentra en el oráculo.
Black Dot
10 de Agosto 2017 / 19:33

Pitonisa 10 de Agosto 2017 / 19:33
Black Dot
         Taller14 de Agosto 2017 / 19:51
         Dakiny
         Taller14 de Agosto 2017 / 19:51
         Dakiny

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.