La extinción de su especie acredita que lo escrito en las tablillas de cera exaltando la potencia sexual del Centauro, se contradice con el más somero análisis científico.
La mitad más humana, descarga la responsabilidad del fracaso procreador sobre los lomos del hemisferio equino. Desde los cuartos traseros, la otra mitad del noble bruto alega, que la culpa de todo comenzó por pequeños problemas de origen psicosomático en el cerebro racional del varón.
Aarón
10 de Agosto 2017 / 00:08

Mitos 10 de Agosto 2017 / 00:08
Aarón
         Taller14 de Agosto 2017 / 19:58
         Dakiny

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.