Kostas, acaricia la estatua de afrodita. Al tacto la textura de la diosa se siente fría y áspera. El mortal hace una reverencia. Lleva su cabeza hasta el piso para besar los pies de la divinidad mientras ruega por una buena mujer. Después se marcha lentamente del templo. La deidad lo ve partir y maldice el hecho de que le besara los pies y no los hermosos, desnudos senos.
Black Dot
06 de Agosto 2017 / 09:55

De piedra 06 de Agosto 2017 / 09:55
Black Dot
         sin titulo10 de Agosto 2017 / 03:43
         Daniela Truman

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.