Están las tres desnudas en el agua, Castitas, la menor, se abre de piernas en el banco y acoge a Voluptas entre ellas, introduce la mano en el frasco y empieza a ungir con afeites sus hombros, sus manos se deslizan suavemente y al llegar a los pechos, notó como los pezones se erizaban, los suyos también.
Detrás de la columna una criada manosea a un nubio, que bien pudiera ser el modelo de los príapos que venden en el mercado y por detrás, un bárbaro se agarra a sus posaderas embistiendo con furia. Voluptas se da cuenta de la escena y disfruta con ella, se vuelve y besa en la boca a Castitas, que se retira azorada, pero le coge las manos y se las lleva a su vientre, pasan el monte de Venus y las entierra en su interior.
No se atreve a retirarlas, la edad en la domus es un grado y al fin y al cabo, las sensaciones son placenteras y un dedito se abre fácil entre sus labios. Hablará con el médico, piensa Castitas, mientras su hermana convulsiona. Desde una esquina del estanque, Pulchritude se sonríe mientras su hermana Voluptas jadea y se retuerce con la mano de Castitas entre sus muslos.
TARAS VULVA
03 de Agosto 2017 / 05:26

BAÑO ROMANO 03 de Agosto 2017 / 05:26
TARAS VULVA

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.