Ya somos el ejercito más grande de todos los tiempos. Nos movemos por continentes, de todas las culturas y religiones, alzando nuestras voces al grito de "Ni una más".. Y aunque, sufrimos secuelas que nos obligan a retroceder, no cejamos en el intento de persistir en no ponernos frenos a nosotras mismas. Nuestro avance es lento, pero seguro. Necesitamos persuadir a nuestro adversario de la inutilidad de exterminarnos: haber, si por una vez por todas, logramos nuestro objetivo.
Proserpina
11 de Julio 2017 / 16:54

La Guerra del Silencio 11 de Julio 2017 / 16:54
Proserpina
         Taller12 de Julio 2017 / 15:19
         carlos bortoni

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.