Al grito de ¡Viva la muerte! los soldados avanzábamos por el campo de batalla arrasando con todo a nuestro paso. Cuando el director de la película gritó ¡Corten! era ya demasiado tarde: los actores estábamos tan metidos en nuestros papeles que en ningún momento se nos pasó por la cabeza cortar la escena. Algunos no cesaban de hablar en alemán, e incluso Franky me sugirió la posibilidad de invadir Polonia por el flanco norte, idea que descarté tajantemente por lo precario de nuestras armas y porque Polonia nos cogía un poco a trasmano. Casi sin darme cuenta, me había convertido en el líder de un anárquico batallón apátrida dispuesto a acabar con todo. El director de la película insistía en que cortásemos, así que fui yo mismo quien le rebanó el gaznate con mi cuchillo de monte: nosotros somos muy profesionales y nos molesta sumamente que nos digan cuando tenemos que cortar.
Ahora avanzamos, bufando como jabalís, con rumbo incierto hacia la batalla final.
Homless
10 de Julio 2017 / 04:07

Secuencia 2/Toma 3 10 de Julio 2017 / 04:07
Homless
         Taller17 de Julio 2017 / 13:40
         Dakiny

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.