Confesión
Mi nombre es Enrique y en la escuela me dicen "el paraguayo". La verdad yo no sé el porqué, si nunca he ido al Paraguay. Mis compañeros me dicen que por mi trabajo, pero sigo sin entender. Yo sólo me dedico al bello oficio de hacer paraguas.
Letramorfosis
12 de Mayo 2017 / 09:59

COMENTARIO: Una buena anécdota con su giro humorístico. MI NOMBRE ES ENRIQUE sale sobrando. Le falta inpactar al lector. Gracias por su participación.


La siguiente tormenta

La lluvia duró cuarenta días con sus cuarenta noches. Durante este lapso él capitán del navío miraba a los animales con cierto brillo en los ojos. De cada pareja sacaría al menos dos o tres paraguas, algunos de mejor calidad que otros para venderle a los que, espantados, esperarían el siguiente diluvio.
Black Dot
12 de Mayo 2017 / 11:14
COMENTARIO: por favor considerar esta
(Lamento decirle que el hábito suyo de andar escribiendo otra opción cada vez que sube una mini, por lo menos a mi, me resulta molesto; como si tratase el autor de que el tripulante decida cual es la mejor. Nunca leo la original porque ya sé lo que me espera). Gracias por participar.

La siguiente tormenta 12 de Mayo 2017 / 10:58
Black Dot
COMENTARIO: va coma después de ‘otros’. Me parece que debiera ser ‘venderleS’. El narrador parece ser buen comerciante; pero la mini resulta floja: predice un Nuevo diluvio que no deja nada a la sorpresa. Gracias por participar.


Actualización
Un polvo amarillento ensabanaba Nueva Sodoma. Sin haber derramado una sola gota, la estación de lluvias estaba por finalizar cuando, al fin, se dibujaron unas nubes prometedoras en el horizonte. Y durante cuarenta días y cuarenta noches, llovieron paraguas.
Noé
12 de Mayo 2017 / 12:55

Actualización 12 de Mayo 2017 / 12:55
Noé

COMENTARIO: Son necesarias algunas afinaciones. Por ejemplo el término ‘ensabanaba’ se debe confirmar antes de incluirlo (la red tiene muchos diccionarios). Mientras no seamos Borges, García Lorca, o Miguel Angel Asturias debemos tener mucho cuidado con los neologismos. El título, resulta muy técnico y demasiado ambiguo. No hace falta ‘Y’ en la última oración; tampoco la coma después de ‘noches’. Es un buen abigarramiento entre LAS MIL Y UNA NOCHES y Demetrio Aguilera Malta.
SELECCIONADA.
Ismael
18 de Mayo 2017 / 15:18

Taller del día doce. 18 de Mayo 2017 / 15:18
Ismael
         Seleccionada del día doce: Actualización, de Noé.18 de Mayo 2017 / 15:23
         Ismael

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.