La gitana me lo dijo clarito: “en tu próximo viaje, sigue las pistas de los paraguas abandonados y darás con el amor de tu vida, el dueño del paraguas más bello, amplio y fuerte jamás visto, que te cobijará para siempre”.
Recorrí toda Londres hasta dar, en New Oxford Street, con la vidriera de James and Sons, fabricantes desde 1830.
De aquí no me muevo hasta que abran pasado mañana lunes, a las 9 en punto.
Liquidambar
16 de Mayo 2017 / 08:48

Búsqueda del tesoro 16 de Mayo 2017 / 08:48
Liquidambar

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.