Cayó desde el espacio exterior y cubrió la ciudad con una cúpula impenetrable. Adentro, quedaron los gritos, llantos y oraciones que se fueron extinguiendo conforme se acababa el oxígeno en la aislada ciudad. Mientras tanto, un despistado dios estelar buscaba su paraguas que se lo había arrebatado una ráfaga de viento cósmico.
Malvadisco
11 de Mayo 2017 / 23:39

El domo 11 de Mayo 2017 / 23:39
Malvadisco
         taller12 de Mayo 2017 / 20:00
         carlos bortoni

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.