Hoy comienzan las vacaciones y estoy emocionado; mi corazón retumba como si anduviera salta y salta dentro del pecho. La casa huele toda a café y pan recién horneado. A mí no me gusta el café, pero me encanta sentarme en las piernas de papá para que me convide de sus alimentos.
Mientras vamos caminando, papá me dice que si tengo dudas, pregunte.
-Papá, ¿somos gigantes?
-¿De dónde sacaste semejante idea, chiquito? -replica mientras esparce las nubes, pule los anillos de Saturno o pone más color naranja al Sol-. En este pueblo no hay gigantes.
Ángel azul
18 de Abril 2017 / 17:00

Un día de trabajo con papá 18 de Abril 2017 / 17:00
Ángel azul
         Seleccionada22 de Abril 2017 / 09:42
         Carmen Simón

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.