Le dio lástima ver, desde la pantalla de la televisión, aquellas caritas tiznadas de hollín a causa de los bombardeos sobre la ciudad en llamas. Convencida de que esta vez no fallaría, trajo un huérfano de guerra a su casa. Juró criarlo con mucho amor y no volvería a cometer los mismos errores de antes. Pero la persistente tos de aquel otro niño en las afueras de su casa, no la dejaban concentrarse en sus planes. Como todas las noches, salió con un jarro de agua helada y roció a su hijo Pablo que huyó en busca de algún portal acogedor para consumir droga.
Malvadisco
14 de Abril 2017 / 23:55

Caso perdido 14 de Abril 2017 / 23:55
Malvadisco
         Taller del 14/415 de Abril 2017 / 08:59
         Mónica Brasca

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.