La pareja ofreció su hogar como casa de acogida para los pequeños refugiados de guerra. Entre caricias y dulces palabras, el matrimonio condujo a los gemelos hasta una habitación provista de juguetes que no pareció agradarles a Aisha y a su hermano Mohamed, antes bien, practicaron sus propios juegos cuando quemaron la cama donde dormía la pareja de homosexuales.
Malvadisco
11 de Abril 2017 / 23:30

Juego de prejuicios 11 de Abril 2017 / 23:30
Malvadisco
         taller13 de Abril 2017 / 09:18
         carlos bortoni

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.