Las sirenas ven que la embarcación se aproxima y “do re mi fa sol la si do do”, afinan sus voces. Discuten entre ellas, porque alguna quiere ser solista y solo necesita de un coro.
El navío pasa por su lado y la presencia de los marineros las hace gorjear. En la corriente tibia del mediterráneo, vuela hambrientas, indecisas entre cantar y comer. Ulises, amarrado al mástil siente que enloquece; pero sus hombres, sordos e indiferentes a sus seductores cantos, siguen su rumbo. Así es como el primer grupo musical de la historia obtiene su primer y mítico fracaso.
Eleasar
05 de Abril 2017 / 09:41

Sel día 3: "Opera Prima" de Black dor 05 de Abril 2017 / 09:41
Eleasar

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.