El el orfanato hay asilados treinta niños; sor Socorro tiene a su cargo a ocho de ellos. Cada uno es un caso especial y le fueron encomendados porque ella tiene una licenciatura en educación especial. Una de ellos se llama Rebaca, y esta niña juega a ser una heroína en busca de desafíos imposible.
Rebe tiene siempre las rodillas raspadas, maltrata su ropa y se arranca las costras de heridas que se hace sabrá Dios de qué manera se haga. En una ocasión llegó de jugar en el patio con lo que dijo era el diente de un dragón con el que había peleado, y sor Socorro no pudo averiguar de dónde había conseguido o desenterrado ese colosal colmillo de quince centímetros de largo.
Hechicero
03 de Abril 2017 / 13:29

Dentadura 03 de Abril 2017 / 13:29
Hechicero
         Me gusta25 de Abril 2017 / 21:34
         Eleasar

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.