El el orfanato hay asilados treinta niños; sor Socorro tiene a su cargo a ocho de ellos. Cada uno es un caso especial y le fueron encomendados porque ella tiene una licenciatura en educación especial. Una de ellos se llama Gabriela, y esta niña juega de manera permanente a que es una extraterrestre.
Sor Socorro piensa que sólo es una etapa, que los niños con carencias afectivas suelen desarrollar construcciones fantásticas como mecanismo de defensa, lo que no se explica es que, cada noche, cuando les ordena a los niños que digan sus oraciones y que pidan por la gente buena del mundo, al rezar Gaby por la gente de SU mundo, la señal de los radios cercanos y las luces del edificio y de la calle se interrumpan.
Hechicero
02 de Abril 2017 / 03:37

El mensaje 02 de Abril 2017 / 03:37
Hechicero
         Saludos 107 de Abril 2017 / 12:28
         José Luis Velarde

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.